Navidad en plena Naturaleza

¿Qué mejor manera de aprovechar estas fechas celebrando la Navidad en la naturaleza? Se testigo de la belleza invernal de la Sierra de Grazalema y sus pueblos andaluces y siente el espíritu de la naturaleza en tu escapada navideña. Cerrar tu año en la paz de las montañas andaluzas no puede ser una mala idea. Con algo para que toda la familia disfrute, es un lugar mágico para reunirse y pasar tiempo de calidad.

La lluvia cae más fácilmente aquí en Los Algarrobales en los meses invernales. Esto crea un paisaje exuberante y vibrante que es único en gran parte del resto de España. Los ríos y arroyos se llenan de vida. Con uno de los rangos más diversos de flora y fauna, el invierno tiene su propia variedad espectacular de biodiversidad. Por ejemplo, el pinsapar de Grazalema es el segundo cuerpo más grande de abetos españoles, ahora conservado en Andalucía. Estos altos y elegantes árboles,  farman parte de un clásico espectáculo navideño y pueden alcanzar hasta 25 metros de altura. Estos mismos siguen sobreviviendo desde la última edad de hielo, que se encuentra solo en el sur de España y Marruecos. Relájate y disfruta viendo el relajante paisaje del parque desde tu propia terraza o realiza una caminata por el bosque de abetos y contempla las cimas de las montañas.

También es el momento perfecto para disfrutar de las delicias de temporada de los pueblos de la zona, como la tradicional sopa de Grazalema, para calentarte en las tardes más frías. El famoso licor de bellota y la repostería típica, como los amarguillos, son también una delicia apetecible en esta temporada de sabrosos dulcecillos Para una noche acogedora después de un día de invierno, cocinen juntos una cena y coman en la terraza mirando la puesta de sol que se esconde sobre las montañas. Luego, acurrúcate con una copita de vino y un libro frente al fuego. Descansa y cierra el año en plena despreocupación.